MORTALIDAD POR CAUSAS ESPECÍFICAS Y NIVEL EDUCATIVO EN EUROPA: UNA APROXIMACIÓN AL ESTUDIO DE LAS CAUSAS FUNDAMENTALES

Pese a la evidencia existente de la asociación inversa entre situación socioeconómica y mortalidad, los mecanismos de dicha asociación todavía no están claros. En el año 2004, Link y Phelan1 definieron el nivel socioeconómico de un individuo como “causa fundamental” de las desigualdades en mortalidad, razón por la que estas desigualdades persisten a lo largo del tiempo e independientemente del mecanismo específico de enfermedad. Según estos autores, el nivel socioeconómico abarca un conjunto de recursos, como son el dinero, el conocimiento, las relaciones de poder, el prestigio o la existencia de redes sociales, los cuales protegen la salud de los individuos, sin importar los mecanismos de salud y enfermedad. De acuerdo con esta teoría, el estatus socioeconómico procura una serie de “recursos flexibles” que capacitan al individuo para evitar la exposición a determinados riesgos o para minimizar las consecuencias de enfermedades ya existentes. Esta capacidad de evitar la enfermedad que tienen las personas con un estatus socioeconómico favorable podría ser la causante del incremento de las desigualdades en salud, y podría estar ocasionando mayores desigualdades en salud en las enfermedades prevenibles.

Partiendo de esta hipótesis, Mackenbach et al.2 han planteado un estudio en varios países europeos, con la finalidad de comparar las desigualdades en mortalidad entre 18 enfermedades prevenibles y 6 no prevenibles. Si la teoría de las causas fundamentales es correcta, las mayores desigualdades en salud en mortalidad deberían observarse en las enfermedades prevenibles. Como objetivo secundario, los autores estudiaron si las diferencias entre enfermedades prevenibles y no prevenibles eran mayores en países que partían de peores niveles de desigualdades en salud.

El estudio incluyó datos de mortalidad de hombres y mujeres entre 30 y 79 años en Finlandia, Suecia, Noruega, Dinamarca, Inglaterra y Gales, Holanda, Bélgica, Francia, Suiza, Austria, España (Barcelona, País Vasco y Madrid), Italia (Turín y Toscana), República Checa, Polonia, Hungría y Estonia. El nivel socioeconómico se consideró a través del nivel educativo completado. En relación a las causas de muerte, se clasificaron en cuatro grupos según su capacidad de prevención: “receptivas de cambios comportamentales” (causas de muerte en las que el tabaco, abuso de alcohol, sobrepeso, bajo consumo de frutas y verduras, inactividad física y prácticas sexuales no seguras, supuso una fracción atribuible del riesgo poblacional mayor del 50%), “receptivas de intervención médica” (si la supervivencia a los 5 años superaba el 70% o existían programas efectivos de screening disponible ) y las muertes debidas a accidentes (al poderse evitar mediante políticas de seguridad, cambios comportamentales y atención médica).

Entre los resultados de este trabajo, los autores destacan que, aunque para la mayoría de causas de muerte existe una mayor mortalidad en las personas de niveles educativos bajos, la fuerza de asociación es variable por causas y países. Las desigualdades son mayores en las causas de muerte prevenibles que en las no prevenibles, especialmente en las enfermedades que dependen de factores de tipo conductual. En relación a los países, las diferencias entre causas prevenibles y no prevenibles es mayor en los países del Centro y Este de Europa, que parten de una distribución de recursos más desigual. No obstante, los menores niveles de desigualdad se observan en el Sur de Europa, donde la distribución de recursos es, a priori, más inequitativa que en los países del Norte de Europa.

Si la asociación entre nivel socioeconómico y salud se produce de manera independiente del mecanismo de acción de la enfermedad, la actuación sobre estos mecanismos no implicará, necesariamente, una reducción en las desigualdades en mortalidad. La actuación sobre la distribución de recursos o el desarrollo de intervenciones con una distribución equitativa a lo largo de toda la escala social, serán unas de las pocas herramientas disponibles para disminuir las desigualdades en mortalidad.

 

Isabel Aguilar

20-10-2014

 

1. Phelan JC, Link BG, Diez-Roux A, Kawachi I, Levin B. “Fundamental causes” of social inequalities in mortality: a test of the theory. J Health Soc Behav. 2004;45(3):265-85.

2. Mackenbach JP, Kulhanova I, Bopp M, Deboosere P, Eikemo TA, Hoffmann R, et al. Variations in the relation between education and cause-specific mortality in 19 European populations: A test of the “fundamental causes” theory of social inequalities in health. Social science & medicine. 2014.